lunes, junio 16, 2008

Barril

Barrel

© Copyright Oscar Grillo 2008

Música:
Louis Armstrong and his Hot Five
Yes ! I'm in the barrel (1925)
Okeh 8261

Louis Armstrong and his Hot Five: Louis Armstrong (cnt) Kid Ory (tb) Johnny Dodds (cl) Lil Armstrong (p) Johnny St. Cyr (bj). Chicago, November 12, 1925

7 comentarios:

marcelo mosqueira dijo...

Lleguè primero a comentar! deben estar todos durmiendo la siesta en este feriado de frìo y hastìo.
Un abrazo Oscar!

Pedro Coiro dijo...

Diógenes y su señora.

Roberto dijo...

Hola Grillo ¿cómo dice que le va? Vea, en este triste feriado estaba trasegando videos de animación (para no escuchar los cacerolazos golpistas) y encontré uno que creo Ud. y su inteligente esposa apreciarán. No tanto por el 3D convencional como por la conmovedora historia:
http://sph3re.tv/download_replay_421.html

Saludos a ambos y mis mejores deseos.

Vul Morcilla dijo...

ALUMNOS TRAIGAN LA PÓLVORA

en la escuela la Señora Rectora nos enseñó la manera más rápida para fabricar una bomba casera y hacer que nuestros ideales sean aceptados por el mundo

sí, señora
decíamos
todos
sabiendo
lo
cruel y espantosa que
podía
ser
la vieja

mucho
se habló
de ella

los sapos decían que había nacido de la coalición carnal entre un demontre y un paraguas

otras
fuentes
señalaban
que
era hija de la Lluvia de
Otoño
y
un quiste ovárico

Nadie
pudo determinar
cómo
ni cuando
pero
cada
uno de nosotros armó su
bomba

y entre
fuego
y vidas inocentes perdidas
hicimos
valer nuestros
ideales

Oscar Grillo dijo...

Salud, Don Roberto. Es bonito oir su voz amiga por este rincon. Es verdad lo que decis, a pesar de lo basico de la ejecucion, el corto trasciende por su simple y emotiva narrativa. Son estudiantes los que lo hicieron y anda a saber cuanto podran progresar aun. Que pena que estudian en un instituto que se llama ESMA!

ed dijo...

al fondo a la derecha

Roberto dijo...

Me imaginaba que estaríamos de acuerdo. ¡Felices de ellos que no tienen que asociar esa sigla con algo siniestro!

Hoy el clima político se ha despejado bastante y parece que los odios se van a encauzar en el Congreso y nos permitirán volver a ocuparnos de mejorar nuestras vidas.
¡Salud!